Actualmente existen muchas personas que han desarrollado una alergia a la coloración capilar tradicional o personas que simplemente quieren utilizar una coloración que sea menos agresiva para el cuero cabelludo. ¿Qué opciones de coloración tenemos? Analicemos los tipos de coloración natural, sus beneficios y sus resultados.

En primer lugar, tenemos la coloración a base de plantas que no abre la cutícula del cabello y por lo tanto no lo aclara. Simplemente aporta pigmentos que añaden un matiz de color más intenso y aportan mucho brillo a la melena.

Este tipo de coloración no contiene amoniaco, ni peróxidos ni PTD ni PPD, principal causante de las alergias a la coloración. Por otro lado, solo ofrece una cobertura de las canas del 50% y va perdiendo intensidad con los lavados.

Un ejemplo de esta coloración es EOS de Wella Professionals que ofrece una paleta de colores elaborada a partir de la mezcla de 3 plantas: Indigo, Cassia y Henna. EOS de Wella Professionals ofrece una coloración intensa que dura hasta 25 lavados y se puede aplicar sobre todo tipo de cabellos, incluso sobre los que ya están tratados con coloración química, ya que no contiene sales metálicas. Las sales metálicas están presentes generalmente en los polvos de henna de otras marcas y en contacto con un cabello tratado previamente con una coloración química provocan una reacción que deja el cabello de un tono no deseado.

En segundo lugar, tenemos la coloración permanente sin PPD o parafenilendiamina. Esta sustancia impronunciable es la causante de la mayoría de las alergias a la coloración capilar y por ello ya hay algunas marcas que han reformulado su coloración para eliminar este ingrediente.

Un ejemplo de esto es la nueva coloración Koleston Perfect Me+ de Wella Professionals que reduce en un 60% la posibilidad de sufrir alergias y consigue un color uniforme de raíz a puntas ya que sustituye las moléculas PPD y PTD por la molécula Me+. Koleston Perfect Me+ sí cubre el 100% de las canas y el color no se degrada con los lavados.

Otro ejemplo de coloración natural es Every Green Color que tampoco contiene PPD, PTD, resorcinol ni siliconas e incluye mucho menos amoniaco que una coloración química tradicional. Además de esto, incluye aceites ecológicos de rosa mosqueta, de macadamia, de coco, de jojoba y extractos de granada y albaricoque para nutrir en profundidad el cabello asegurando una cobertura del 100% de las canas.

Hay que matizar que el amoniaco también causa picores e irritaciones en personas con la piel sensible pero no es la principal causa de alergias a la coloración. La coloración permanente sin amoniaco generalmente tiene un sustituto llamado monoetanolamina (MEA) que realiza la misma acción que el amoniaco y también puede causar reacciones alérgicas. Que una coloración sea “sin amoniaco” no significa que sea ni mejor ni peor que la coloración con amoniaco.

Recomendamos que cada vez que se vaya a utilizar una coloración diferente, se realice una prueba de alergia antes de aplicarlo en el cuero cabelludo.